Te ayudamos a empezar de cero sin deudas

¿Qué es la Ley de Segunda Oportunidad?

CANCELAMOS
TUS DEUDAS

1ª FASE
ACUERDO EXTRAJUDICIAL
2ª FASE
SOLICITUD DE CONCURSO DE ACREEDORES
3ª FASE
SOLICITUD DE EXONERACIÓN

LA OPORTUNIDAD DE EMPEZAR DE NUEVO

La Ley de Segunda Oportunidad es una norma que introduce aspectos sustanciales en nuestra Ley Concursal, que permite que miles de personas sobreendeudadas

  1. Puedan renegociar sus deudas, en un plano de igualdad con los acreedores (incluidas las entidades financieras).

  2. En el caso de que la renegociación de su sobreendeudamiento no llegue a buen fin, permite liquidar sus activos de forma ordenada mediante un procedimiento concursal especial y cancelar completamente sus deudas mediante la “exoneración de deudas no satisfechas” haciéndole posible comenzar de cero.

La finalidad de esta ley es permitir que cualquier persona física (consumidor, autónomo, etc), a pesar de haber tenido un fracaso económico empresarial, profesional o personal, tenga la posibilidad de encarrilar nuevamente su vida sin tener que arrastrar indefinidamente la carga de una deuda que nunca podrá pagar.

¿CÓMO FUNCIONA?

Un expediente de “Segunda Oportunidad” exige agotar las TRES FASES.

No se puede acudir a lo que coloquialmente se denomina “Segunda Oportunidad” (solicitud de exoneración de deudas) sin antes haber agotado las dos primeras fases.

El CIERRE ORDENADO

¿Cuál es el primer paso para acogerse a ella?

En primer lugar, el deudor deberá intentar alcanzar un acuerdo extrajudicial con sus acreedores.

¿Necesita alguna figura que lo ayude en el proceso?

La figura del mediador concursal es imprescindible en este proceso. El deudor solicitará la designación de un Mediador Concursal ante Notario o ante el Registro Mercantil según corresponda y a partir de este momento, el Mediador Concursal hará de interlocutor entre el deudor y sus acreedores. Finalizado el proceso de negociación (de unos dos meses aproximadamente) si no se ha alcanzado acuerdo, el deudor o el Mediador Concursal podrán solicitar en el Juzgado el concurso de acreedores consecutivo.

¿Qué hay que hacer para acogerse a esta Ley?

Es imprescindible la participación de abogado y procurador. Se debe presentar la solicitud de dicho beneficio ante el juez que haya conocido el previo concurso de acreedores. Y previamente a todo ello haber intentado, al menos, un acuerdo extrajudicial de pago con los acreedores.
La solicitud del beneficio debe ir acompañado, según los casos, de una propuesta de Plan de Pagos, cuya duración es cinco años y a la que el deudor se debe someter.

¿Quedará totalmente libre de deudas?

Sí, siempre y cuando la concesión de dicho beneficio lo sea con carácter definitivo y siempre y cuando no tenga el deudor recursos para poder pagar sus deudas.

¿Las deudas desaparecen para siempre?

No exactamente. Hay ciertos matices a tener en cuenta. Cualquier acreedor podrá pedir al juez la revocación de la exoneración de deudas si, en los cinco años posteriores a la admisión de la ‘segunda oportunidad’, el acreedor entiende que el deudor ha obrado de mala fe o ha obtenido ingresos mediante economía sumergida, o se acredita la existencia de bienes o derechos ocultados.

YIP-ONLINE consigue una quita del 50% de la deuda de una familia de Guadalajara.

YIP-ONLINE consigue una quita del 30% de la deuda con la Ley de Segunda Oportunidad

¿CUÁNTO CUESTA?

Es difícil cuantificar el valor real de poder recuperar la tranquilidad y volver a tener el control de tu vida sin deudas.

Ningún caso es igual a otro, por lo que el coste será diferente según varios factores a tener en cuenta y dividiéndose el importe de nuestros honorarios habituales en cada una de las tres fases. Consúltanos sin compromiso y te informaremos con todo detalle.

¿Cuáles son los requisitos para acogerse al beneficio a la Ley de Segunda Oportunidad?

Solicitado el concurso de acreedores consecutivo, el juez podrá exonerarle de gran parte de sus deudas bajo dos condiciones: 

  1. En primer lugar, que el propio juez considere que el deudor ya no tiene dinero ni activos para afrontar sus deudas.
  2. En segundo lugar, que dicho deudor haya demostrado obrar de buena fe, lo que significa cumplir varios requisitos:
N

Que no haya sido declarado culpable en el concurso de acreedores. Es decir, que el juez considere que su insolvencia ha sido fortuita, no intencionada.

N

Que tampoco haya sido condenado por delitos contra el patrimonio, contra el orden socioeconómico, de falsedad documental, contra la Hacienda Pública y la Seguridad Social o contra los derechos de los trabajadores.

N

Que no superando su deuda los 5 millones, el deudor haya celebrado o haya intentado celebrar un acuerdo extrajudicial de pagos con los acreedores. En caso contrario, que haya satisfecho al menos el 25% de los créditos concursales ordinarios.

N

Que haya satisfecho en su integridad los créditos generados desde la declaración del concurso (créditos contra la masa) y créditos privilegiados.

Si no hubiera satisfecho los créditos generados desde la declaración del concurso, deberá cumplir algunos requisitos adicionales:

N

Acepte someterse a un plan de pagos.

N

Que no haya incumplido las obligaciones de colaboración en el proceso concursal.

N

Que no se haya beneficiado anteriormente de esta exoneración.

N

Que, en los cuatro años anteriores a la petición del concurso, el emprendedor no haya rechazado una oferta de empleo “adecuada a su capacidad”.

N

Acepte la publicación de la obtención del beneficio de la exoneración con acceso a quien acredite interés legitimo, por un periodo de 5 años.

YIP-ONLINE

PROCEDIMIENTO PARA LA EXONERACIÓN DE PASIVO INSATISFECHO

El procedimiento para la exoneración de pasivo a las personas físicas consta de dos etapas:

En la primera se concede provisionalmente el beneficio, y en la segunda se establece un periodo de buena conducta del deudor, que culmina con el reconocimiento definitivo del beneficio de exoneración.

El concursado, deudor persona física, solicita la exoneración de pasivo insatisfecho una vez concluido el concurso por liquidación o por insuficiencia de masa activa.

De la solicitud se da traslado al Administrador Concursal y a los acreedores personados para que hagan las alegaciones que en su caso consideren. Si nadie se opone se concede el beneficio provisional.

OFERTA ESPECIAL

TE INFORMAREMOS SIN COMPROMISO DE TODOS LOS PASOS NECESARIOS

Cancela todas tus deudas. Empieza de cero.

Consulta nuestros casos de éxito